Volver

De horno de cerámica roto a fabricante líder de hornos

Ipsen celebra 75 años

Este año, Ipsen celebra 75 años en el negocio, y todo comenzó con un joven ambicioso que tenía un espíritu emprendedor y una mente para la innovación.

La historia de Ipsen comenzó en 1940, cuando Harold Norregaard Ipsen fundó un taller comercial de tratamiento térmico en Loves Park, Illinois, tan sólo un año después de licenciarse en ingeniería por la Universidad Brown. En un principio, la empresa fabricaba piezas de espoletas de proyectiles para contratistas de defensa.

En 1943, Ipsen y su esposa Lorraine abrieron un negocio de cerámica decorativa. Cuando su horno se averió, el empresario diseñó y construyó uno nuevo. Inspirado por la necesidad de producir piezas más uniformes para sus clientes, utilizó la misma tecnología para construir hornos para el tratamiento térmico del acero.

En 1945, Ipsen había abierto una oficina en Rockford, Illinois, junto con una segunda planta de fabricación.

Harold Ipsen 1939 Brown University yearbook photo
Lorraine Ipsen collection of pottery

Los primeros años

El 1 de julio de 1948, Ipsen se constituyó oficialmente como fabricante de hornos de tratamiento térmico.

En 1951, Ipsenlab se constituyó en Rockford para centrarse en el tratamiento térmico comercial, la investigación y el desarrollo, e incluyó una sala de exposición de los últimos productos. En 1953 se creó Ipsenlab Canadá. Para entonces, Ipsen contaba con seis sucursales en California, Illinois, Michigan, Ohio, Nueva Jersey, Connecticut y Toronto, con apoyo adicional de ventas en Colorado y Texas.

Exterior of IpsenLab building circa 1950s

En cuestión de pocos años, Ipsen Industries se había convertido en pionera del sector por sus unidades automáticas de tratamiento térmico, que prometían resultados metalúrgicos más uniformes, mayor capacidad de producción y menores costes de explotación. Otras de sus primeras innovaciones fueron los instrumentos de registro Dewtronik y Carbotronik, que controlaban el punto de rocío y el potencial de carbono en los hornos atmosféricos.

En 1955, la planta de Ipsen se había quedado pequeña y se planificó la construcción de unas nuevas instalaciones más grandes en Cherry Valley (Illinois), que abrirían sus puertas en 1959. La empresa disponía incluso de su propio avión, utilizado para transportar a los clientes desde y hacia Rockford. En esta época, los hornos Ipsen se utilizaban para fabricar de todo, desde máquinas de escribir y lavadoras hasta automóviles y aviones.

En 1957, Ipsen Ceramics, que antes formaba parte de Ipsenlab, inició sus operaciones en unas nuevas instalaciones de 15.000 pies cuadrados en Pecatonica, Illinois. Con una creciente base de clientes internacionales, la expansión continuó en 1957 con la formación de Ipsen Industries GmbH (Ipsen Internacional) en Kleve, Alemania.

En la década siguiente, la empresa ampliaría aún más sus operaciones, produciendo sus primeros hornos de vacío, además de experimentar pérdidas y reflujos. Continúe siguiendo nuestra serie de blogs para saber más sobre la historia de Ipsen. La próxima entrada se centrará en la expansión internacional en Japón. Aunque Ipsen Japón se fundó en 2008, las raíces de la empresa se remontan casi tan lejos como las de Ipsen en EE.UU.

Ipsen atmosphere furnace brochure circa 1950s
Cover of a vintage Ipsen Dewtronik and Carbotronik brochure

Fuente: Directorio internacional de historias empresarialesVol.72. James Press, 2005.

Manténgase en contacto

Suscríbase para recibir lo último de Ipsen.

"*" señala los campos obligatorios

Nombre*